REVIEW CONCIERTO | AntonFest: El metal chileno persiste

Anton Reisenegger celebró sus 50 años con su propio festival de música en el denominado “ANTON FEST”, evento organizado por Chargola Pro en el Teatro Caupolicán durante la tarde del viernes 18 de Enero.

La convocatoria reúne nueve bandas potentes en una jornada que se mantuvo bastante puntual y animada en sus presentaciones.

Metal Command es la primera banda en subir al escenario, un grupo de adolescentes que desde su formación en el 2012 viene perfeccionándose  y acaparando miradas.

Cuando escuchamos a Metal Command su sonido y profesionalismo en la ejecución nos hace olvidar la juventud de sus integrantes.

 

La banda compartió un momento  con nosotros:

“Fue notable estar en este evento, que nos nominaran es porque se entiende que estamos haciendo las cosas bien, estamos muy concentrados y trabajando en nuestro segundo disco”.

Atención con estas jóvenes promesas, tienen toda la motivación y un buen material que tienes que escuchar.

Destaco aquí el apoyo del público, si bien aún era demasiado temprano para congregar a las masas a las 18:00 horas,  me sorprendió que hubiese una buena cantidad de gente, niños y familias, desde el inicio del evento motivados apoyando la escena metalera.

Bonebreaker sigue, muy puntuales con un sonido poderoso y brutal. Sus guturales profundos y  bajos retumban hasta los huesos haciendo honor a su nombre y calentando los motores de esta maratónica jornada.

Se empiezan a formar pequeños mosh para acompañar el sonido devastador de esta banda formada a fines del 2017,  pero con una extensa historia detrás.

Son profesionales que saben lo que hacen, con un sonido bastante limpio y una contundente presentación de Death Metal.

Foto: Francisca Barra Vargas ©

Marco el bajista de la banda nos dijo:

“Anoche fue genial el compartir no tan solo el escenario, si no también el backstage, con el resto de las bandas, ya somos viejos conocidos con la mayoría, y celebrar a un ícono del Metal nacional como Anton, que mejor momento ¿no?”

Seguimos con Cabrio, la tercera banda en el escenario y la gente se sigue sumando al festejo del Anton Fest.

Aquí tenemos al gran Andrés “Cabrio” Marchant (emblemático ex vocalista de Necrosis y Kingdom of Hate) apoderándose del escenario como es costumbre verlo con esta banda de Trash Metal.

Su sonido agresivo y fuerte es acompañado por una puesta en escena con el bello pedestal de huesitos y una máscara llamativa (de garrapata).

El público corea las canciones con ánimo y el Mosh Pit crece con cada acorde de estos tremendos.

Foto: Francisca Barra Vargas ©

El baterista Rod Leiva nos cuenta:

“Estuvo muy entretenido todo! La gente se portó increíble y hubo mucha adrenalina en el ambiente. Quedamos muy contentos de ser parte de esta fiesta de Metal Nacional”.

Electrozombies se sube al escenario arrastrando su oscuro y pesado sonido Doom Metal con ellos.

La banda conformada por las talentosas hermanas Zamora y Miguel Ángel “Comegato” nos sumergen en las profundidades lentas.

Lamentablemente nos encontramos con unas pequeñas fallas en la batería.

Foto: Francisca Barra Vargas ©

Poema Arcanus sigue con su Doom / Death Metal, banda histórica que desde 1992 se apodera de los escenarios.

Su presentación fue una ceremonia con melodías envolventes y carácter que tenía a la ya congregada multitud como una marea siguiendo atentamente el ritmo de la banda.

La presentación bien ejecutada donde se destaca el tecnicismo y trayectoria de esta tremenda agrupación.

Foto: Francisca Barra Vargas ©

Recrucide es el sexto grupo en subir al escenario.

Empiezan fuerte y se mantienen poderosos durante toda su presentación. Los guturales y el sonido se mezclan perfectamente para encender el público del ahora ya lleno, Teatro Caupolicán.

Los 20 años de trayectoria se reflejan en una impecable presentación, el público muy participativo, estalló cuando interpretaron su versión de Mambo de Machaguay, un gran Mosh Pit y los puños arriba mostraban el disfrute del público

Foto: Francisca Barra Vargas ©

Nuclear con el poder del Trash Metal y la voz potente de Matías Leonicio que reúne todas las características de un buen frontman.

El Mosh Pit se desató, todo el teatro saltaba y cabeceaba hasta quedar casi exhaustos de tanta adrenalina.

Foto: Francisca Barra Vargas ©

Pentagram uno de los platos fuertes de la noche al fin se hizo presente.

A pesar de que ya el público estaba cansado cuando suena Demoniac Possession el mosh arde nuevamente en furia.

Foto: Francisca Barra Vargas ©

Finalmente tenemos a Criminal, lo más esperado de la noche, la banda de 1991 se lució con un exquisito repertorio que nos dejó a todos contentos y alucinados.

Su sonido como siempre impecable, poderoso y cargado de actitud resonaba por el teatro lleno.

A mitad de la presentación  de Criminal tuvimos la inevitable y bella interrupción para la  torta y el canto del cumpleaños feliz de nuestro querido festejado Anton, quien enfatizó que esta celebración era por y para todos los presentes, para mantener viva la escena y disfrutar de lo que fue una increíble jornada con una excelente calidad musical.

Foto: Francisca Barra Vargas ©

Los dos últimos temas de la noche, Hijos de la miseria y Por la fuerza de la razón, prendió todo el Mosh Pit que se había apagado levemente ya por el cansancio de los presentes, todo el teatro retumbó y se movió vociferando las letras a todo pulmón.

Foto: Francisca Barra Vargas ©

Termina la jornada a las 01:45, el cansancio y el alcohol se había apoderado de la mayoría de los presentes, así como el sentimiento de satisfacción de un día perfecto, para darle la motivación suficiente a este nuevo año de música, rock y metal.

Gracias por tanto y aguante el Metal chileno.

Revisa nuestra galería completa de fotos ACÁ

Review por Camila San Martín

IG: @Conejocolorin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *