CD REVIEW | Alectrofobia – Violenta Fortuna

Estamos viviendo cambios de todo ámbito y la música lo refleja en todos sus sentidos. Siempre es bien recibido una buena sacudida de guitarra, acompañada de cuatro cuerdas y percusión que golpean fuerte ante la realidad. Eso se refleja en Alectrofobia, una agrupación que en el 2018 lanzó su álbum titulado Violenta Fortuna.

Esta producción posee sentimientos provenientes de oscuras extrañas que se transforman en profundas melodías sentimentales. El álbum logra evolucionar y subir peldaños en la carrera musical del trío de músicos chilenos.

Este libro abierto inicia con Lo Peor, una carta de presentación, cargada de actitud,  armonías y extrañas sensaciones que vibran a través de los coros. La resistencia se expone en Invierno, una letra cruda que atraviesa las similitudes melódicas llegando a combatir la melancolía.

Poderosa y fuerte, Rutinas sube el nivel para sonar como punk en llamas. Contiene un coro pegajoso que atraviesa velozmente entre los riffs de guitarra con la característica voz de Elgueta que narra los matutinos y tediosos sucesos de cualquier persona. Cómo no me va a doler, melodía que rompe ante los sentimientos, narrando la historia de un hombre que retorna a sus barrios de adolescencia, observando un cambio en el ambiente.

Como buen disco experimental presenta la efervescencia de diversos géneros. Uno de ellos, el punk con Mierda Pa’ consumir, la sucesiva en la cadena de canciones fáciles, pero pegajosas. Luego, el abanico continúa desplegándose en un suave blues de No te alejes de mí, la naturaleza inquieta que se expone ante la emocionante trompeta de Richard Nant, la cual crea una puesta nocturna.

Un sobresalto se ejecuta repentinamente por Hijos de la segregación, rompiendo ante la sociedad a base de fuertes guitarras y una voz desgarradora. Le siguen Te grito que perdí la fe, seguida por Violencia Estatal, ambos temas jugados en un postura armoniosa y violenta.

Brillar en su calor, cuerpo y fuerza, No hay nada más importante es impulsada por una cálida voz de Gerado Elgueta, seguido por el gran trabajo de guitarras de Rudy San Martín, apoyado con la rítmica de Alonso Cabellos.

El remate de oro, La luz del cielo, una bella melodía acústica, elementos de folk, coros dulces, melancólicos y abrasivos. Un cierre que indica la despedida de este trayecto.

Este proyecto tantea terrenos que explotan en la intensidad. Son momentos álgidos que atraviesan las composiciones. A pesar de cambios de integrantes, Alectrofobia se lanza al abismo y encuentran una superficie perfecta. Supieron seguir adelante para obtener la fortaleza en un registro que marcará un antes un después en su historia.

Violenta Fortuna se puede definir en un producto que posee canciones bien hechas, trabajo serio y responsable que se traslucen en cada pieza melódica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *