Érase una vez una banda llamada Faith No More, los cuales en el año 1988 realizarían una de las movidas más coyunturales de la historia del rock, remplazarían a su vocalista Chuck Mosley por Mike Patton, proveniente de la banda experimental Mr. Bungle. Este hecho marcaría un antes y un después para el conjunto. El año siguiente es publicado “The Real Thing”, placa que los colocaría definitivamente en el mapa como uno de los grandes referentes del rock y el metal de los 90, debido a su indescriptible y mixto sonido.

Se han cumplido 30 años del lanzamiento de este disco y aun se siente su influencia. Faith No More y Red Hot Chili Peppers fueron las bandas encargadas de popularizar este sonido Funk metal a fines de los 80, pero mientras que los Chili Peppers optaron por una senda más comercial y segura, Faith No More diversificaron su estilo con total eclecticismo. “The Real Thing” fue el primer disco en este hiperactivo camino, en el cual podemos encontrar Funk, Rap, Hard rock, Thrash metal y muchos otros estilos, por lo que la común etiqueta de metal alternativo, que se le suele dar, no significa casi nada.

 

 

“From Out of Nowhere” es el enérgico tema que da inicio al trabajo, esta es quizá una de las canciones más normales del disco, pero desde el primer momento notamos un tono fresco proveniente del metalero riff de Jim Martin seguido por un Mike Patton debutante que escupe una aún más enérgica voz, lo que transforma la canción en una vorágine desenfrenada. Luego sale “Epic”, el más emblemático sencillo del disco, una canción saltarina guiada por el bajo de Billy Gould, en la cual vemos a Mike Patton rapeando inquieto sobre los efectos de las drogas. La canción se transformaría en un himno de los 90 y ha envejecido bastante bien. “Falling to Pieces” llega a la carga con otra línea de bajo de Gould, más oscura que la anterior, pero que desencadena en otra colorida sonata funk metal. En este punto la energía del disco está a tope pero llegarán invitados inesperados.

 

 

“Surprise! You’re Dead!” es el primer paso inesperado. Un ritmo punzante da inicio a una frenética canción thrash metal que mantiene la energía pero vuelve todo más agresivo, cada instrumento (Patton incluido) se vuelve loco en oleadas de oscuros riffs. “Zombie Eaters” es una pausa en el movimiento en lo que parece ser una balada. Una guitarra acústica y la melódica voz de Mike Patton construyen un dulce momento pero cuando te das cuenta de la perturbadora letra (una tiránica relación entre un bebe y su madre), la canción explota en bajo y guitarras pesadas, he aquí uno de los mejores y más oscuros momentos del álbum. La homónima “The Real Thing” continua, y realmente le hace justicia a su nombre, ya que es una progresiva y épica canción la cual se extiende hasta los 8 minutos de duración, sin duda una de las piezas más densas hasta ahora.

 

 

“Underwater Love” es una jovial tonada funky que pone fin a la oscuridad, excepto por su sugerente letra, claro. “The Morning After” es otro interesante corte, que narra la mañana siguiente a un encuentro sexual casual, pero de una manera bastante simbólica y cinemática; gracias a las atmósferas del tecladista Roddy Bottum principalmente. La canción posee un sonido etéreo y cambiante que garantiza una escucha atenta. “Woodpecker from Mars” es el instrumental del disco, uno increíble por cierto, el cual alterna muchos estilos. Empieza con unos tétricos sintetizadores y para después desembocar en un pesado ritmo que va variando entre atmósfera y pesadez. La química entre Mike Bordin, Billy Gould, Jim Martin y Roddy Bottum es una exquisitez para el paladar auditivo.

“War Pigs”, un cover de Black Sabbath, es uno de los temas que cierra este viaje. Si bien la pieza no toma demasiados desvíos se siente completamente la personalidad de la banda, lo que la hace una escucha muy interesante. “Edge of the World” cierra el álbum en un peculiar jazz de bar, en donde Mike Patton saca una seductora y oscura voz, digna de Mondo Cane. Cuando se creía imposible que la banda se sacara más recursos de la manga, sale esta increíble y excéntrica canción para finalizar un disco igualmente de increíble que excéntrico.

“The Real Thing” es un disco que demuestra que se puede ser innovador y tener éxito, sin necesidad de perder el sentido del humor. Faith No More se convirtió en una banda de grandes proporciones gracias a este disco, que si bien es algo más juvenil e inmaduro que algunos de sus trabajos posteriores, fue el punto de partida para hacer algo diferente, en lugar de seguir reciclando ideas pasadas. Con el pasar de los años todos han mejorado aún más como músicos, especialmente Mike Patton, quien empezaría con los años a fundar un montón de bandas de distintos estilos, para saciar su inagotable creatividad. Uno puede ver reflejado esto también en el crecimiento de Faith No More, pero todo empezó con el entusiasmo desenfrenado de “The Real Thing”, juntando una gran banda con un gran vocalista en una de las mayores declaraciones musicales del rock pesado y experimental.

Fernando Flores T.

 

Tracklist:

  1. From Out of Nowhere
  2. Epic
  3. Falling to Pieces
  4. Surprise! You’re Dead!
  5. Zombie Eaters
  6. The Real Thing
  7. Underwater Love
  8. The Morning After
  9. Woodpecker from Mars
  10. War Pigs
  11. Edge of the World

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.