Entrevista a Cler Canifru: Rock, carisma y Girl Power

La guitarrista y músico chilena conversó de forma exclusiva con Rock a la Vena acerca de sus influencias musicales, de la grabación de su segundo disco Agénesis -próximo a estrenarse- y de qué es lo que se viene a futuro. Si quieres saber más al respecto, te invitamos a que revises la siguiente entrevista a la artista que la está rompiendo en la escena del rock femenino, Cler Canifru.

Primero, cuéntame un poco de ti. ¿Cómo fue que te acercaste a la música?

Desde chica, por mis papás. Ellos eran músicos en su juventud y después cuando crecieron, entraron a estudiar carreras más tradicionales. Mi papá siempre tocó guitarra en la casa y mi mamá cantaba y yo desde chica agarré eso. Pero ellos nunca pensaron que yo lo iba a hacer como carrera; de hecho no les gustó la idea al principio. Pero después de un rato igual me apoyaron y ahora está todo bien.

¿Y por qué a ellos no les gustó en un comienzo, que tomaras la música como carrera profesional?

Es que ningún papá quiere que su hijo sea artista. Aquí está ese estigma de que el artista es pobre y que nunca va a surgir; que no tiene plata y que es un vago. Entonces no es como que tú le digas “papá, quiero ser pintor” y te diga “la raja”, es como “no”.

¿Y cuál es la opinión actual?

Igual mi mamá está contenta, pero yo creo que dentro de todo lo mira como que yo estuviera jugando. Siento que les cuesta ver que para mí realmente es una profesión, no lo entienden mucho. Ponte tú, mi hermano es ingeniero informático y ella siempre me dice “tu hermano trabaja todo el día” y es como chucha, “¿y yo?”. Estoy desde las 10 de la mañana webiando y llego a mi casa a las 11 PM. No les calza que en el fondo tu hobbie, sea tu pega. Les cuesta entenderlo pero igual me apañan.

¿A qué edad tú ya comenzaste a hacer carrera? Porque has sido bien versátil.

Yo cuando hablo de que vivo de la música, me refiero a que no muevo un dedo si no hay lucas para hacer algo que no me gusta. Porque en el fondo lo que a mí me gusta es tocar rock y no es bien pagado, nadie vive de eso y en el fondo lo hago por pasión, porque me gusta. Pero de donde gano plata, es haciendo clases – que eso igual me gusta- en una escuela que se llama “School of Rock”, que es una franquicia gringa que tiene sedes en varios países. Vas enseñando canciones de rock al tiro, no es tanta teoría, sino más práctica. Cosa que el cabro se encante y después cuando ya se embala, ahí si él quiere puedes explicarle la parte más teórica.

¿Qué te hizo a ti querer tener tu propio proyecto después de haber trabajado con varios músicos?

Yo antes de entrar a esta escuela, me encontraba al 100% tocando para otros proyectos: La Myriam Hernández, algunos programas de televisión, hice una gira con Franco Simone, etc. Entonces estás todo el día en función de sacar otras canciones, eres una máquina de sacar temas. Y a mí algo me empezó a picar y un día dije “hoy voy a recordar mis tiempos de juventud”, coloqué el Nevermind de Nirvana y fue como “Ohhh weón, esta weá la cagó!” Ahí me puse a escuchar todos los discos que me gustan y dije “No quiero tocas más cosas que no me gusten”.

Ahí empecé a armar mi proyecto y a tocar en otros también de rock: con Lilits, Hidalgo y otra que se llama Hijos de Algo. Pero en esas bandas soy un peón; no sé po, en Lilits la Masiel manda y la voy siguiendo, aparte son mis amigas. Con Hidalgo ya es mucho más técnico, el Gabo hace todo y es como ir al gimnasio, estoy obligada a estar en training. Hijos de algo es un proyecto donde entré hace poquito y ese es más de la onda mía, como más alternativo, medio grungero y ahí igual lo paso bien.

 

Fotografía por Istvan Milos

Y cuando te empezó a picar el bichito. ¿Empezaste a componer para ti misma?

Sí, pero con mucha timidez. Porque yo soy super insegura entonces, siempre empecé a componer pensando que estaba todo malo, con mucho miedo a hacerlo mal. Pero con el tiempo fui agarrando seguridad y al principio yo quería hacer algo instrumental y fue como “ah, filo”. He escuchado a tanto cantante que canta como el hoyo y puta, por lo menos soy afinada -no sé, algo- y al final fue un proceso en el que tuve que vencer temores propios.

Tú cantas en castellano.  ¿Qué opinas que los músicos chilenos –en su mayoría- canten en inglés?

Para mí el idioma no es tema, yo creo que cada uno puede hacer lo que quiera, cantar como quiera y si yo supiera hablar en inglés, en volá también lo haría.

Tu música está super inspirada en el rock de los 90s y el grunge. ¿Cuáles son las bandas o músicos que te han influenciado?

Pearl Jam me gusta más que la chucha y hay varias cosas. Mira, más que noventera, yo creo que mezclo harto lo setentero. Me gusta Led Zeppelin, Jimmy Hendrix y ponte tú, los solos que yo hago son super setenteros, no son tan progresivos o virtuosos, sino que son más picaos al blues. Nirvana, Oasis, Radiohead más que la chucha y yo creo que por ahí va.

¿Y chilenos?

Yo creo que en la época que nacimos nosotros –no me quiero poner política- nos cerraron las puertas. Entonces no tenías de dónde conocer música, onda solo los prisioneros y porque era una cosa incontrolable. Porque fuera de eso, ¿qué había? Los Huasos Quincheros, Gloria Simonetti y todo lo que había antes de esa época onda Cecilia, el Pollo fuentes, Buddy Richard, etc. Después cagó la industria y crecimos sin inspiración. Entonces si me dices “¿Qué grupo o artista chileno te inspira?” chucha, yo creo que los prisioneros, Los Jaivas y sería. Y sé que ahora está saliendo mucha música chilena la raja, pero ahora y tuvo que pasar mucho tiempo para que las nuevas generaciones estuvieran creciendo con estos referentes. Por eso la mayoría de la generación de nosotros, siempre te va a nombrar referentes de afuera. No es que no nos guste la música chilena, sino que crecimos en una época que nos coartaron esa libertad de elegir.

Siguiendo con el tema de la música chilena. ¿Qué opinas tú de la escena en este momento, sobre todo en lo que el rock y el metal?

Es raro, porque cada vez salen más bandas y cuesta tanto agrandar el nicho. Yo el otro día hablaba con alguien de rockaxis que me decía que todas estas bandas “indie” llegaron a romperla en masa. ¿Por qué crees que Planeta No llenó el Caupolicán? Cosa que no la ha hecho ninguna banda chilena de rock de lo que conocemos como más “true”. Y en el fondo igual puede ser cierto que toda esa escena indie como Astro y etc. Hicieron una comunidad Brígida entre todos. En el rock pasa mucho que por ejemplo toco yo y banda invitada la pones chica abajo en el cartel o haces tocatas de dos o tres bandas y siento que son como muchos grupos aislados, no se ha armado una comunidad realmente grande del buen rock que hay acá, sino que hay puros subgrupos y están todos separados entre sí.

Entonces sientes que hace falta más unidad…

Sí, no está el bloque. Y creo que puede ser también porque hay poco espacio entonces están todos tratando de entrar. No tienes radios que toque rock y metal, onda la pura Futuro, la Sonar y con cuea. Entonces sí, hace falta un poquito más de alianza y por otro lado también está el clásico de que la gente tampoco va. Estamos todos en esa búsqueda un poco de encantar a la gente y por otro lado, es difícil encontrar una identidad rockera chilena, porque la mayoría –y me incluyo- estamos tan inspirados en cosas de afuera que al final terminamos siendo la copia. Igual hay algunas bandas que lo han logrado, por ejemplo los Fiskales (ad hok) suenan a full rock Santiaguino, los Kuervos (del Sur) y no me refiero con rock chileno a que obligatoriamente tienes que andar con una zampoña, pero es difícil sacarse los referentes.

Cuéntanos más de tu experiencia arriba de los escenarios. Has teloneado a grandes bandas, ahora telonearás a L7 en el aniversario Rockaxis. ¿Cómo han sido estas experiencias?

Teloneé a Mr. Big el 2015 y 2017 y fue bacán. La primera vez toqué y después me fui al camarín a celebrar, porque era mi primer teloneo. Llega el productor y me dice “Cler, te llama Billy Sheehan” Y yo “¿QUÉ?” fui, me felicitó y fue la raja. Me dijo super en buena “yo no cachaba que en Sudamérica habían mujeres con tantas pelotas, te felicito” y yo “weon la raja”. Y ya la segunda vez que vinieron, me dijo el productor “¿Te interesa telonearlos de nuevo?” Y a mí me dio lata, porque yo dije “va a ser como muy apitutado” y me dijo “no, si Mr. Big me dijo que querían que abriera el show la mina de la vez pasada” y fue como “si ellos lo piden, obvio”. Después de eso, telonié a James Blunt, que es una onda totalmente distinta. Y ahí adapté el show a un formato más acústico. Entonces pusimos un teclado y el otro guitarrista estaba con otra acústica y estuvo bueno también, el público fue super acogedor. Han sido puras buenas experiencias.

 

Fotografía por Istvan Milos

Y ahora. ¿Qué te parece tener que telonear a L7 junto a Frank’s White Canvas?

La raja, porque las FWC están haciendo muy buena pega. Son super jugadas y la tienen super clara. Cuando hicieron el concurso para la cuestión del festival, por donde iba veía afiches de ellas, tiendas de música que iba, veía “vota por nosotros”. Hicieron la pega a la antigua y la mezclaron con la pega moderna. Hoy en día uno solo dice “no si puro internet y las redes sociales” y aparte, ellas hicieron la otra pega que ya nadie hace. Eso me parece bacán, así que la raja tocar con ellas, un honor.

Y L7, ¿te gusta?

Sí, me gusta. Las escuchaba en MTV. Pero cuando me empezaron a gustar, llegó el 2000 con bandas como Creed, Nickelback, ahí se cayó todo y les perdí la pista. Solo recuerdo las canciones antiguas, la verdad no he escuchado el single nuevo que sacaron ahora. Para mí, eran referentes en los 90s.

Ahora cuéntanos un poco más de tu primer disco. Cómo trabajaste en él y qué es lo que se viene ahora.

Lo hice con un crowfunding, una campaña bien humorística y llegué a la meta -de hecho la pasé-.  Fue bacán el proceso porque era mi primer disco (2015) y cuando lo iba a sacar tenía la inseguridad de gastar caleta de recursos para que a nadie le interesara. Entonces el crowfunding me sirvió para tantear terreno y ver que sí había gente que estaba esperando que yo sacara mi música. Primero saqué “Escorpiones” -que fue el primer single- después, saqué West point” y luego, el disco. Estuvo bacán, el lanzamiento se llenó, mucho review y lo mejor, fue el amortiguamiento del crowfunding y toda la gente desconocida que me ayudó. En este disco nuevo voy en las mismas, lo voy a sacar la última semana de octubre, entonces para el teloneo de L7, voy a estar full promocionándolo.

¿Entonces el setlist va a ser más que nada, música nueva?

Yo creo que va a ser mitad y mitad. Igual en los teloneos no puedes tocar tanto, así que yo creo que será mitad y mitad.

¿Se sabe dónde será el lanzamiento de este segundo disco?

Estoy casi segura de que será en Bar Loreto, pero me falta confirmar. Podría ser en una SCD pero es todo tan frío, con asientos y a mí me gusta más el hueveo entonces quiero que sea en un lugar donde vendan cerveza como el Loreto o La Batuta, así que ahí estaremos confirmando.

¿Qué opinas del recibimiento que ha tenido la gente con tu música?

Ha sido bueno. Siento que los videos igual tienen hartas reproducciones. Los discos los he vendido caleta, me compran harto merchandising, entonces no me puedo quejar.

Por último, un saludo para los seguidores de Rock a la Vena:

Un saludo a la gente que me conoce y a los que no, invitarlos a que se metan a todas las redes sociales que existen (risas), todas son Cler Canifru, no tienen más adorno que eso. En spotify también estoy promocionando el adelanto del primer single del segundo disco “Dormida en la nieve”, que lo están tocando en la sonar y en la futuro, lo que me tiene bien contenta. Y ojalá que se sumen a seguir escuchando las canciones que hago. ¡Están todos invitados la última semana de octubre al lanzamiento!

Integrantes de la banda:

Cler Canifru – Voz y guitarra

Juan Meza – Bajo

Ignacio Burgos – Guitarra

Ignacio Almarza – Batería

Revisa el primer adelanto de Agénesis:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *