Agradable y cercana, así  fue la celebración de los 7 años de nuestros amigos de IRock. La cita fue pactada  para las 22:00 horas en el  Rock & Guitarras.

Algo más tarde, pasadas las 23:00 horas llegó el momento para presenciar a  Profano, quienes para comenzar agradecieron a IRock por la invitación y al público por asistir, los que eran pocos pero suficientes para que la celebración fuese bastante animada, desde el inicio el sonido fue contundente y su presencia en el escenario notable ,sobre todo, la del bajo. La canción  “No Corras” abrió la noche, así  el ambiente generó una  química y complicidad con los espectadores inmediatamente lo que permitió que su espectáculo fuese una  sesión muy  privada. Los siguientes temas como “El negro” y “Las calles” fueron los que más destacaron esto debido a su gran recibimiento.

La noche no estuvo ajena a la crítica social esto luego de que el trío evocara la situación actual del  Amazonas, hasta que comenzó a  sonar  “Territorios”.  Un momento magnífico se vivió con la interpretación del cover de la banda El Reloj “Blues del atardecer, los acordes de la guitarra junto al bajo eléctrico emocionó a todos y todas aunque este sentimiento se hizo más visible cuando cantaron al unísono el coro de la canción poniendo énfasis en la frase  “No estoy solo!”, por último,  “La Fuga”, “Incomunicados” y “Rabioso” dieron término a la  presentación donde se disfrutó de una gran interpretación por parte del trío, especialmente en el sonido del bajo que se impuso en todo momento en conjunto a la emotividad transmitida a través de la guitarra.

Antes del comienzo del show de Horeja se tomaron unos minutos para el sorteo de premios que se dispusieron para la ocasión, sorteando entradas para excelentes eventos y poleras. Fueron aproximadamente 9 premios los que fueron entregados a los concursantes presentes esa misma noche.

Pronto el momento que se esperaba por fin llegó, se presenta Horeja arriba del escenario dándolo todo, animando al público con la increíble actitud de Matiuk quien desde el comienzo del show tuvo una energía inagotable, bailando, moviéndose por el escenario y animando al público a que se uniera al festejo. “Bienvenidos a robar” nos inició en este espectáculo lleno de ritmos y melodías ancestrales similares a los de culturas  selknam y mapuche ya que en conjunto a la guitarra, el bajo y la batería se se mezclan instrumentos como el trompe y la trutruca. Lo anterior mencionado se hizo notar sobre todo durante “Tuwün”, para luego dar paso a temas como “ReEvolucionar” y “Orden y patria”, canción dedicada por la banda “con amor a los pacos cul**”. Fué con estas canciones especialmente que el público se prendió más, acercándose al rededor del escenario y cantando con ellos las letras, moviéndose al ritmo de la música y moviendo el cuello.

Matiuk seguía animando a  sus espectadores a cada oportunidad y felicitaba a IRock por su séptimo cumpleaños. “Borregombres” y “Poder popular” le daba fin a ésta experiencia auditiva única y muy original propia de la banda, además de un potente solo de batería. El vocalista se tomó un minuto para agradecer el apoyo a la música chilena  y adelantó una pequeña referencia a su nuevo álbum que probablemente salga a fin de año.

El público se mostraba entusiasta con la energía que transmitían arriba del escenario y desde las mesas se escuchaba un grito que decía “¡¡grande Horeja!!”, despidiendo al grupo para esperar el último número musical.

Como acto final se presentó Alectrofobia, quienes llegaron a imponer su presencia sobre el escenario. A pesar de que ya era bastante tarde más gente llegó  a la celebración y hasta más animados se encontraban en general.

De inmediato Gerardo, el vocalista de la agrupación, incitó a los presentes a que se levantaran de sus asientos y se acercaran al escenario, “Vengan, que esto es una fiesta, es un concierto de rock”, insistía para animar más el ambiente. Con una energía renovada “Imbécil” dio apertura a esta performance y el conjunto de asistentes cantaban de memoria la canción con bastante entusiasmo. También le dedicó una felicitación a los cumpleañeros de la noche, haciendo un brindis con su cerveza antes de continuar con el show.

Canciones como América y sus males”, “Anestesia”, “Demolición” y “A sangre fría” continuaron con el festejo, haciendo que la mayoría del público se mantuviera de pie frente al escenario cantando, moviéndose al son de las melodías, levantando los puños y realizando el clásico headbanging con euforia.

La banda impuso en el lugar el ambiente de fiesta y no dejó que nadie estuviese apagado durante lo que restaba de la noche. La presencia y la energía de los miembros de la agrupación daba por hecho que estaban ahí para festejar y para darlo todo por que fuese una noche de rock al máximo.

“Hijos de la segregación”, “500 litros” y “Rutinas” cumplían con la despedida de esta velada, dándonos temas con los cuales mover el cuello y corear a todo pulmón, sin duda un gran número para finalizar esta celebración donde al terminar, la banda fue despedida con aplausos y gritos de aliento, agradeciéndoles el excelente espectáculo que nos permitieron presenciar.

No hay duda de que nuestros amigos de IRock supieron celebrar en grande estos 7 años de trayectoria y les deseamos que sigan cumpliendo muchos más.

 

Review por Marle Sánchez

Fotos por Diego Ojeda

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.