21:00 horas en punto y salta al escenario Unjustice.

Lo primero que se me viene a la mente, al oír la voz, fue esas mil horas que pasé escuchando a Nuclear Assault. Me gustó mucho sus agudos en variados pasajes de su presentación.

Me suenan muy crossover, dicho sea de paso, muy dinámicos y explosivos. Quizás lo que deben mejorar según mi visión, es más claridad en los solos de guitarra. Pero excelente banda para comenzar la jornada.

21:40 horas aproximadamente y los muchachos de Sobernot irrumpen de forma impetuosa. Es agradable oír la voz principal y una segunda voz en perfecta unión. Eso a veces le da más “poder” a una canción que un buen riff. Es inevitable recordar a Pantera. Las comparaciones en la música pueden no ser agradables, pero lo veo como algo positivo, y no creo que les juegue en contra. Un frontman que se acomoda mucho al escenario y al público. Los solos de guitarra muy claros, hay mucho trabajo en esta banda. Los recomiendo a ojos cerrados, sobre todo para verlos en vivo.

A las 22:37 de la noche fue el turno de Massive Power.

Lamentablemente el micrófono principal falló y tuvo que cantar con el del guitarrista, luego se pudieron sobreponer y derrocharon mucha energía. Predominio del bajo. Me acordé del gran álbum “Dark Descends” de Dark Angel.

A medida que avanza el tiempo, los problemas de sonidos seguían. Debo decir a su favor, es que se entregan al 100 % y el público así lo entiende. Lo más lindo de verlos a ellos y a las otras dos bandas chilenas, es que la escena está más viva que nunca y rememorando grandes jornadas del pasado.

Crisix y su primera vez en Chile.

En la semana tuvimos un fuerte sismo, y me quedé pensando que ojalá no hubiera uno en la tocata. Y lo que sentimos en Rock y Guitarras bien adentrada la noche, fue un verdadero terremoto en el escenario. Los españoles se despachan un thrash de esos que te dan ganas de“moshear” con solo oír un acorde.

Abrieron los fuegos con “Leech Breeder” y la conexión con los fans es inmediata. Músicos muy cercanos, la voz de Julián me genera un recuerdo de Brad Mowen, vocal de las los norteamericanos The Accused.

Le siguen “Xenomorph Bloody”, “Agents of M.O.S.H.” y “Rise…Then Rest”, dentro de la euforia, Marc se baja con guitarra a unirse al mosh desenfrenado con los fans. Un momento inolvidable.

Avanza rápida la noche y estoy sumido en un verdadero recital íntimo. Cuando menos lo esperamos, hacen la mejor “Iron Maiden” y se intercambian instrumentos para regalar un medley de antología, con Metallica, Sabbath, Pantera y Motörhead, todo dentro de un “peluseo”.

Para finalizar esta épica jornada, se despiden con “Ultra Thrash”, locura total para los asistentes y para mí una reflexión, Crisix tomó el “Show no Mercy” y lo aceleró a mil revoluciones. Eso son ellos, un verdadero torbellino de acordes, unos muchachos que interpretan a cabalidad lo que debe ser el thrash, ese que ganó mi corazón cuando niño.

Setlist Crisix:

Leech Breeder
Xenomorph Blood
Agents of M.O.S.H.
Rise…Then Rest
Conspiranoia
Spawn
Prince Of Saiyans
Frieza The Tyrant
Brutal Gadget
Strange
I.Y.F.F.
Get Out Of My Head
Cover Medley

Encore:
G.M.M. (The Great Metal Motherfucker)
Bring ‘em to the Pit
Ultra Thrash

Review por Christian Ramírez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.