Lo que vivimos en la jornada de viernes por la noche en el Club Blondie fue simplemente algo hermoso y digno de relatar.

A eso de las 19 horas, llegué a Santiago, luego de un largo viaje que me llevó a cubrir una de las bandas más influyentes del Heavy Metal a nivel mundial y que por cierto, está en el podio de las agrupaciones que más me gustan. Personalmente, Saxon es más que una simple banda del género, no por nada son de los que lideraron el movimiento “New Wave Of British Heavy Metal” a fines de los años 70’s y principios de los 80’s.

Eran las 19:30 horas de esta cálida tarde de viernes 8 de Marzo de 2019, una jornada que sé que fanáticos como yo, no van a olvidar jamás. Se abrieron las puertas y la euforia era total. Y cómo no, si eran 8 años de espera para este anhelado regreso.

Siempre voy a destacar, que las veces que  he asistido a conciertos el recibimiento de la gente  es increíble, ya que se generan instancias para compartir música, experiencias y todo lo que el Heavy Metal conlleva. Al ritmo de música en algún parlante chino, cervezas y uno que otro cigarrillo.

Una vez adentro del local, la locura era evidente en toda la Blondie. Pasaban los minutos y poco a poco se acercaba el momento que todos esperábamos. Con el típico “Olé, olé , olé, olé,  Saxon, Saxon” se amenizaba la espera.

Puntualidad británica. Eran las 21 horas y luego de que sonara la mítica canción de AC/DCIt’s A Long Way To The Top (If You Wanna Rock N’ Roll)”, Saxon sale al escenario a interpretar “Thunderbolt” con un Biff Byford implacable dónde su voz destacaba de una manera realmente impresionante. 

 

Foto: Mariano Beuses ©

Seguía “Sacrifice”, track perteneciente al álbum del mismo nombre, que se lanzó el 2013. Acá rescato notablemente la batería de Nigel Glockler donde sus dobles bombos en el coro me retumbaban en el pecho, provocando en mí esa sensación única de emoción, motivo por el cual  se me erizó la piel.

Unos hermosos riffs daban comienzo al icónico track  “Wheels Of Steel” perteneciente al álbum homónimo  publicado en 1980. Saxon nos estaba dando un magistral concierto y diciéndonos por qué son los líderes del “NWOBHM.”

Foto: Mariano Beuses ©

Denim And Leather”,  “Strong Arm of the Law”, y “Battering Ram”  seguían en este set list que hasta ahora, para cualquier fanático de Saxon, era perfecto. Debido a que sonaban  sólo clásicos, reciclando lo mejor de sus 40 años de trayectoria.

Las guitarras de Paul Quinn y Doug Scarratt, obviamente se hacían notar en cada canción. Para que decir, el bajo de  Nibbs Carter, el cual sonaba a todo cañón e iba acompañado de una complicidad y carisma con el público presente.

Foto: Mariano Beuses ©

La nostalgia nos va a invadir. Era el turno de unos tracks simplemente hermosos. “Rainbow Theme” y “Frozen Rainbow”  pertenecientes al álbum debut de la banda, titulado “Saxon” y que salió en el año 1979. Es realmente grato, poder escuchar estas canciones sacadas del baúl de los grandes éxitos de la agrupación. Con el público eufórico, saltando y coreando hasta quedar sin voz.

Nos vamos a otro clásico de 1980 y comenzamos con la parte del Rock N’ Roll. “Backs to the Wall”.  Es como si estuviésemos manejando una motocicleta en una carretera escuchando esta canción a todo volumen,  por esto es que la euforia del público hacía notar la cuantiosa dosis de Rock, en la Blondie.

Le sigue un track del último álbum, el cual es un pequeño homenaje a Mötorhead y Lemmy Kilmister. “They Played Rock and Roll”. Toda la Blondie moviendo las cabelleras, saltando e incluso formando en breves lapsos de tiempo, un mosh.

Power and the Glory”, sigue con este concierto que no da descanso alguno a los asistentes, por mientras yo sigo extasiado con la adrenalina a full y sobre todo impresionado por la puesta en escena, la calidad vocal y musical de Saxon en vivo.

Llega el turno de “Ride Like the Wind”, un cover a Christopher Cross y que fue incluido en el álbum “Destiny” de 1988. Una excelente canción para seguir con esta noche mágica llena de buen Heavy Metal.

Solid Ball Of Rock” y “Motorcycle Man” seguían el concierto, mientras Biff con una voz sólida interactuaba con el público sosteniendo en sus manos  nuestra bandera chilena. 

Foto: Mariano Beuses ©

747 (Strangers In The Night)” un clásico del disco “Wheels Of Steel” (1980), no podía faltar en este setlist.

Me dio mucho gusto ver a todo tipo de público, quizás, cumpliendo un sueño. Había desde personas mayores de 50 e incluso 60 años, niños, jóvenes y nuevas generaciones disfrutando de un concierto realmente de calidad.

And The Bands Played On” era la que iba a introducir a una esperada por muchos. “Lionheart”, sonaba en una Blondie repleta hasta las masas.

Cabe mencionar, que no bastaba con una bandera chilena, un asistente, entregó una bandera de nuestro pueblo Mapuche a Biff, la cual alzó y mostró alegre a todos los presentes.

 

Foto: Mariano Beuses ©

To Hell And Back Again”, “Dallas 1 PM” y “Crusader” cerraban esta primera parte del show. Ya veíamos cómo lo bueno se estaba acabando poco a poco.

Luego de interpretar esas joyas, la banda se toma un pequeño receso.

Tras un instante, salen nuevamente al escenario a interpretar un clásico de clásicos.

Heavy Metal Thunder” la cual se transformó en quizás un himno para la banda. Tras esta, la hermosa “Never Surrender” coreada a todo pulmón por todos quienes estábamos en la Blondie.

Todo lo bueno tiene que terminar, pero Saxon no podía irse sin interpretar una canción indispensable dentro  de su Setlist.

Foto: Mariano Beuses ©

Cerrábamos la noche con “Princess Of The Night” y la locura era total. Todos saltando, cantando hasta quedar sin voz, la última canción que nos regalaba la leyenda del Heavy Metal.

Luego de esto y con un abrazo final, la banda se despide de todos los asistentes. No mencionaron si volverían, pero sé que si lo harán, porque como Chile, no hay otro público en el mundo.

Saxon en Chile, dio un concierto simplemente espectacular, digno de relatar una y otra vez. Es de las bandas que no te cansarías de ir a ver tocar en vivo. Demostraron con hechos y sobre el escenario por qué son los líderes del “NWOBHM” y que están más vigentes que nunca. Que a pesar de los años, siguen traspasando fronteras y entregando su música a sus miles de fanáticos alrededor del mundo.

 

Foto: Mariano Beuses ©

Una noche maravillosa, donde reinó el Heavy Fucking Metal. Porque este género, digan lo que digan, no va a morir jamás y estará vigente por los siglos de los siglos.

Grande Saxon. Gracias por toda la entrega, energía y potencia puesta en este show, que sin duda, para ellos, fue de los mejores en el actual tour.

Larga vida al Heavy Metal.

Por: Alejandro Torres Quezada

Setlist:

AC/DC – “It’s A Long Way To The Top (If You Wanna Rock N’ Roll)

1.- Thunderbolt

2.- Sacrifice

3.- Wheels Of Steel

4.- Denim And Leather

5.- Strong Arm of the Law

6.- Battering Ram

7.- Rainbow Theme

8.- Frozen Rainbow

9.- Backs to the Wall

10.- They Played Rock and Roll

11.- Power and the Glory

12.- Ride Like the Wind, (Christopher Cross cover)

13.- Solid Ball Of Rock

14.- Motorcycle Man

15.- 747 (Strangers In The Night)

16.- And The Bands Played On

17.- Lionheart

18.- To Hell And Back Again

19.- Dallas 1 PM

20.- Crusader

Encore

21.- Heavy Metal Thunder

22.- Never Surrender

23.- Princess Of The Night

 

Revisa la galería completa del show ACÁ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.