[Foto: Weatherman90 at en.wikipedia, CC BY 3.0]

Rikki Rockett, baterista de Poison, fue entrevistado recientemente por el medio Long Island Pulse y se refirió acerca de la diferencia entre las giras actuales y las giras de los años ochenta. He aquí sus declaraciones: 

«Es más cómodo. La verdad es que lo disfruto. Antes íbamos todos apretujados; no teníamos mucho dinero. La realidad es que no empezamos a hacer dinero hasta finales de los ochenta. Durante la producción de los primeros dos discos, tienes deudas. Los autobuses, las comodidades, cómo te desplazas… Es mejor hoy en día. Cuando alcanzamos nuestro 20 Aniversario dijimos: “Es hora de que vayamos en buses por separado. Aprendimos la lección”. De esta manera, no nos mataremos entre nosotros y podremos seguir haciendo esto durante mucho tiempo».

Posteriormente comentó sobre la relación actual que hay entre los miembros de la banda:

«La cosa es que hacemos esto porque amamos Poison… Es nuestro bebé, así que todos nos turnamos para cuidar de él de alguna manera. Queremos ir a solas, pero también hacerlo funcionar. Eso no significa que tengamos que ir a la casa de los demás todos los días […] Mucha gente dice “Chicos, son como hermanos”. Bueno, déjame decirte que no querría vivir con mi hermana. La quiero con locura, ¡pero no quiero vivir con ella! Y no quiero vivir con el grupo. Los amo, pero nos reunimos, hacemos nuestro trabajo, nos relacionamos lo mejor que podemos y tenemos  que descansar los unos de los otros un poco. El secreto de la longevidad de una banda es conocer los límites de sus miembros».

Actualmente Poison se encuentra realizando su gira  «Nothin’ But A Good Time 2018» por los Estados Unidos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.