El sitar es un instrumento característico de la India, había sido usado en el jazz y en la música de cine indio, y es en la década de los 60’s cuyo uso fue parte esencial en la contracultura de la época, varios artistas pop en el mundo occidental comenzaron a experimentar incorporando el sitar, un instrumento de cuerda hindú clásico, dentro de sus composiciones, pero mucha de su popularidad se le debe a los grupos de rock que se enamoraron de su sonido exótico.

Por el año 1965 bandas como los Kinks y los Yardbirds experimentaron con la guitarra para obtener un sonido similar al del sitar. Luego en ese mismo año, los Beatles no tardaron en usar un sitar verdadero en el gran tema “Norwegian Wood”. El encargado de tocar el instrumento hindú fue George Harrison, que al principio le costó bastante sacar un buen sonido de este, como puede escucharse en una de las primeras tomas de la canción mencionada:

http://www.youtube.com/watch?v=rl2xQAeCvOc

Esta canción fue escrita por John Lennon, aunque Paul McCartney contribuyó algunas frases de la letra. La canción no es sólo una muestra de las innovaciones en el mundo de la música rock con la incorporación de sitar, sino que también sentó las bases del rock psicodélico.

“Heart Full of Soul” (1965) · The Yardbirds:

Esta canción es uno de los ejemplos más tempranos del sitar en el rock. Aunque inicialmente se pensó en utilizar un sitar para darle ese toque oriental, finalmente fue una guitarra la que produjo un sonido parecido.

“See My Friend” (1965) · The Kinks:

Fue el primer crossover entre el rock occidental y la música popular de India. Dicen que la canción fue inspirada en una escala en Bombay, durante una gira por Asia de los Kinks.

“Paint it, Black” (1966)  · The Rolling Stones:

En la primera parte de la carrera de los Rolling Stones, Brian Jones fue el catalizador detrás de la mayoría de sus ideas más aventureras musicalmente. Uno de sus mejores es el riff de apertura y el ritmo de conducción que alimenta “Paint It, Black”, la primera canción N. ° 1 que presenta el sitar. Jones usaría instrumentos exóticos en las canciones de otros Stones, pero este era su escaparate. Aunque la canción se acreditó a Jagger y Richards, todos los miembros de la banda participaron activamente en el proceso creativo. Charlie Watts aportó la base de batería.

“The End” (1967) · The Doors:

https://www.youtube.com/watch?v=JSUIQgEVDM4

Esta canción de 12 minutos de duración es el último tema del álbum debut homónimo de The Doors y una de las primeras canciones épicas de la banda. Su instrumentación imita el sonido los tres instrumentos fundamentales en la música clásica de la India: sitar, tambura y tabla.

“Venus in Furs” (1967)  · The Velvet Underground & Nico:

La controvertida canción, escrita por Lou Reed y cantada por Nico, está basada en la novela “Venus in Furs” de Leopold von Sacher-Masoch, un libro que trata sobre el sadomasoquismo. Textos oscuros y perversos envueltos en atmósferas raga rock.

Su peculiar sonido se iría imponiendo rápidamente, ocupando un lugar importante en el rock psicodélico. Otra banda que le rindió culto al sitar fue Traffic, que de hecho incluyó al instrumento en su primer simple, “Paper Sun”, lanzado en 1967:

Holiday Inn – Elton John:

En su mayor parte, Elton John se ha mantenido alejado de los adornos del período en su música (cuanto menos se hable de sus años disco, mejor). ‘Holiday Inn’, de su cuarto álbum ‘Madman Across the Water’, detalla el aburrimiento de las giras sobre un ritmo acústico con mandolina, piano y una sección de cuerdas. El sitar escasamente usado y de buen gusto está tan enterrado que casi no lo notas, parte del atractivo atemporal de John.

Actualmente, podemos encontrar el sitar en algunos grupos, como por ejemplo en Los Héroes del Silencio, con la canción “La Chispa Adecuada”:

 

El enorme instrumento de múltiples cuerdas de la India que fascinó a un segmento de rockerosaventureros durante los años 60.  A veces, el efecto de escuchar un instrumento fuera de contexto puede ser desorientador y, a veces, es divertido. Algunos instrumentos son extraordinariamente evocadores de un idioma o estado de ánimo en particular.

De las canciones analizadas hay ceros eléctricos (como el que se escucha en ‘Do It Again’ de Steely Dan) u otros instrumentos configurados para sonar como sitars (lo siento, ‘Do not Come Around Here No More’ de Tom Petty). El instrumento saltó a la fama después de que George Harrison introdujera los oídos occidentales en varias canciones de los Beatles de mediados de los 60. Su popularidad incluso hizo al maestro sitar Ravi Shankar una estrella durante un breve período. No es tan sorprendente que la mayoría de las canciones de nuestra lista se originaron durante la era psicodélica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.