Nergal y compañía entregan un trabajo que por el lado técnico suena mejor que los anteriores, pero que en el área de letras y sonido, es más oscuro que el resto.

«Zos Kia Cultus» es el nombre de este disco, ya con eso nos damos cuenta por el camino en el que Behemoth se va a embarcar, a pesar de que la banda siempre ha estado dentro de esta área oscura del metal extremo, ahora dan un paso más allá.

«Horns Ov Baphomet» es la primera canción de este album y de inmediato se nota que Nergal más que sonar agresivo, se va más para el lado de predicar cosas más oscuras, llevando a Behemoth para los lados del black metal.

«As Above So Below» acá se nota los guiños a frases famosas que la banda utiliza para esparcir su propio mensaje. Los riffs suenan más pesados que nunca, la batería es monstruosa, es uno de mis temas favoritos por la buena sección rítmica que posee.

«The Harlov Ov The Saints» es increíble suena sucia, a pesar de tener un buen nivel de producción, si en temas anteriores Behemoth se iba para el lado del black metal, en esta canción se van más para el lado del grindcore, basándome en que es un tema corto, el estilo de cantar de Nergal y la velocidad de la batería.

El tema homónimo del álbum es la canción que más armonía tiene, pero la voz de Nergal suena igual y me hizo recordar un poco el sonido del death metal melódico que tiene At The Gates, Behemoth en este tema le da más espacio a las guitarras para respirar y eso le da ese estilo.

Behemoth sin duda sigue avanzando a su manera y a su estilo, con esto han conseguido casi consagrarse tempranamente, aunque es gracias al resto de carrera que lo logran, este album es un gran buen paso en esa dirección.

Por: Ignacio Bataller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.