CD REVIEW | Lamb of God – Lamb of God (2020): Uno de los discos más pesados del año

A pesar de todo lo que está ocurriendo por la pandemia del Covid19 Lamb of God decidió no posponer el lanzamiento de su octavo disco para el próximo año y su salida fue en junio de 2020. Las principales características de este álbum son sus elementos modernos como metalcore y sus buenas colaboraciones. Si aún no lo escuchas te invito a leer este review, a ver si te animas.

Este álbum es el disco homónimo de Lamb of God y al escucharlo completo la primera vez te das cuenta de que el mejor título para el disco es “Lamb of God”, ya que tiene los elementos tan propios de la banda lo que, al combinarse con cosas nuevas, una espectacular producción y mezcla, dan como resultado uno de los mejores discos, dentro de sus recientes años de carrera.

El primer tema que quiero destacar es el que abre el disco y es “Memento Mori” que es por lejos uno de los mejores temas, el cual tiene como particularidad que inicia totalmente diferente a otras canciones de Lamb of God y cuando explota se llena de riffs que son imposibles de escuchar sin mover la cabeza, Randy Blythe hace una de sus mejores actuaciones.

“Checkmate” es otra de las canciones que destaco porque posee una excelente intro, pero también es una de las que tiene más Groove y con elementos de metalcore queda como un verdadero temazo, acá se nota que la mezcla es excelente y que estamos frente a un muy buen nivel de producción.

Lo que particularmente me gusta, es que este álbum tiene además buenas colaboraciones la primera, es con el vocalista de Hatebreed, Jamey Jasta en la canción “Poison Dream” y es espectacular porque ayuda bastante a que la banda tenga un sonido más renovado y que se acerque al estilo de Hatebreed, eso logra que el tema no cambie cuando entra Jamey, pero eso no le quita lo épico.

El último tema que destaco, es la segunda colaboración del disco y es con Chuck Billy de Testament, la canción se llama “Routes” su brutalidad va acorde con el resto del álbum pero tiene un coro más tranquilo y como se contrarrestan es increíble, lo cual es otra prueba de una buena mezcla, la parte de Chuck es épica y, además este tema tiene uno de los mejores solos del disco.

Lo único malo de todo esto, es que no veremos a Lamb of God tocar estas canciones en vivo frente a un público este año, pero en algún momento lo veremos y por mientras tenemos un soundtrack más que apropiado para pasar nuestros días de encierro.

Por: Ignacio Bataller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *