El 18 de noviembre de 1993, se grabó este legendario concierto y un año después se convirtió en el primer álbum póstumo de la banda, tras la trágica muerte de Kurt Cobain.

Su grabación se realizó  en los estudios de Sony Music de la ciudad estadounidense y fue considerado como  el mejor de los desconectados realizados por el canal musical.

Kurt Cobain, Dave Grohl y Krist Novocelic, crearon ese día una pieza histórica para quienes disfrutan del movimiento grunge hasta la actualidad.

Nirvana tocó en esa oportunidad 14 canciones de su repertorio, también  se incluyeron en el show covers de artistas como David Bowie, Vaselines y Meat Puppets.

A pesar de las variadas críticas que recibió el grupo por parte de sus fans, quienes reclamaron  la participación de un concierto muy liviano y  el auspicio de una señal de televisión super comercial, el éxito del álbum fue tan grande que los llevó a ganar el Grammy a Mejor Álbum de Música Alternativa en el año 1996 .

Además, ha logrado traspasar generaciones y es considerado un clásico, por ello, el 2007 se realizó una reedición en versión DVD.

Este mes para celebrar sus 26 años se lanzó una nueva edición, pero esta vez en formato vinilo doble y digital.

 

 

 

 

Por: Katherine Alarcón Cea

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.