Emperor llega a la nueva década con su cuarto y último álbum de estudio a la fecha y sigue sonando con el clásico sonido del black metal noruego pero al mejorar la calidad en el sonido suena bastante más moderno.

Ya a partir del titulo del disco uno se imagina que es lo que va a escuchar, en este caso te da una idea, pero al escucharlo es mucho más de lo que entrega el título, Emperor madura rápido y mejora su sonido, colocándose con este álbum en un lugar alto dentro de sus bandas pares.

“The Eruption” la primera canción del disco, con su épico intro, el mejor intro que la banda ha hecho te demuestra el nivel al que han llegado y de como ahora sin miedo mezclan mas estilos de voces, juegan mas dentro del especio del black metal.

“Empty” mezcla elementos del metal sinfónico con el black metal, ya no es algo nuevo mezclar estilos con esta banda, este tema posee una de las baterías mas brutales del disco, además de bastante experimentación.

https://www.youtube.com/watch?v=Ea2BNDafJBs

“The Tongue Of Fire” es una canción que se acerca al sonido del black metal noruego, tiene uno de los mejores riffs de guitarra del álbum y también las mejores armonías de la banda, además de otra buena actuación de Ihsahn en la voz.

“Grey” es un tema que tiene un ritmo bastante particular, suena black metal pero la banda suena más fuerte que la voz, tiene elementos de hardcore en el sentido de no tener un ritmo tranquilo y de simplemente sonar fuerte y brutal.

Emperor rápidamente se separa del grupo de bandas que nacieron junto con ellos y se consolidan como una banda grande, con tan solo cuatro discos, es obvio que sisa can nueva música en la actualidad, esta sonaría muy diferente pero no por eso malo y eso es algo que los fans de Emperor aceptan porque se ganaron ese derecho.

Por: Ignacio Bataller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.