CD REVIEW | Eskapism – Ancient Songs of the Wind (2019): Del mejor black metal sinfónico

Desde Ucrania para el mundo Eskapism trae un nuevo disco que,sin duda, no pasará desapercibido para los fans del black metal, desde hace algunos años la banda ha estado experimentando con este género, ver qué pueden mezclar y hasta donde los puede llevar.

El dúo ucraniano llega con “Ancient Songs of the Wind”, lo cual lleva al black metal a su lado más sinfónico, sin dejar de lado el sonido infernal del black original, sonando grande, épico y moderno.

El primer tema que destaco es “Revival” su intro te demuestra el lado sinfónico, para que cuando entra la banda mezclarse dando como resultado el perfecto sample de lo que este disco es y es la razón por la que vale la pena escucharlo completo y de corrido, a pesar de que la letra está en ucraniano, la canción se te queda guardada igual, el tema tiene excelentes riffs, sonido claro y buena producción.

Siempre se le critica al black metal que suena mal, quizás las bandas que lo crearon sonaban mal al inicio, pero ese ya no es el caso, porque al escuchar “Autumn Sorrow” te da cuenta de que el nivel de producción es muy bueno y que los instrumentos suenan con claridad y lo mejor de todo es la mezcla de sonidos.

Uno de los temas que un poco más se acerca al black original o más puro es “Lost Land” el que inicia de lleno sin intro y con un sonido brutal, acá se nota que sin tanta música orquestal la banda de igual forma suena bien y que se preocuparon de no desaparecer detrás del sonido sinfónico.

La sorpresa más grande de este álbum es la última canción que se llama “Wind form Nilfheim”, la cual tiene muy poco metal y más sonido sinfónico, pero acá entra el sonido de sintetizadores y crean un tema casi instrumental que es espectacular y que le da un cierre más que épico.

Eskapism se posicionará en el inconsciente de varias personas con este álbum y que ayudará a que despierte el interés en la gente por explorar la actual escena del black en Europa que tiene varias gemas escondidas, incluyendo esta.

Por: Ignacio Bataller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *