“One” es el disco debut de los ingleses, el cual demuestra una calidad muy buena para ser el primer trabajo. Los elementos que este disco tiene son los característicos del metal moderno llevados hacia lo progresivo.

TesseracT de inmediato alcanza cierta notoriedad y fama con este álbum y con razón, las guitarras mezclan estilos de rock progresivo con los clásicos riffs metaleros djent, la voz de Daniel Tompkins es clave para hacer los temas mas épicos y la monstruosa batería de Jay Postones.

“Lament” es la primera canción del disco y acá se nota lo que mencione anteriormente, guitarras que pasan por varios estilos, una batería que lleva todo el ritmo junto con el bajo y una excelente actuación por parte de Daniel en la voz, crean una muy buena apertura del álbum.

Los próximos seis temas del álbum tienen distintos nombres, pero todas pertenecen a la miniserie que Tesseract crea dentro de este disco que lleva por título “Concealing Fate”. Las seis partes son de larga duración, pero de una enorme calidad musical, se nota la influencia de bandas como Meshuggah y Tool en esta sección. La banda logra crear una gran obra dentro de una obra.

Una vez terminada esta obra dentro de una obra, el primer tema que suena es “Sunrise”, acá nuevamente se ve la calidad musical de los ingleses al hacer un tema largo, pero no por el hecho de solo hacerlo largo, sino que, porque el tema así lo demanda. Tiene varias secciones y estas mezclan distintos estilos de metal, todos siempre siendo acompañados pero el sonido progresivo.

“Eden” es el gran final de este álbum y es casi un resumen del disco, nuevamente las guitarras son extremadamente versátiles, al igual que toda la banda, para así realizar cambios bruscos de sonido característicos de lo que se escucha hoy en el metal y crear un final perfecto para este disco.

TesseracT logra un gran impacto con su disco debut, es un viaje increíble si se escucha completo, pero mantiene su calidad si las canciones se escuchan por separado. Esta nueva era del metal progresivo se ve muy prometedora con discos como este.

Por: Ignacio Bataller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.