“Sonder” es el nombre del cuarto y último disco, hasta la fecha, de los ingleses y que actualmente los tiene de gira con una parada en Chile para el 2020 que marcaría su debut en nuestro país.

Este álbum es un salto enorme del anterior disco, se nota que TesseracT no se queda en un solo lugar ni tampoco conformes con el último trabajo. Siempre quieren mejorar y avanzar y, este disco, es uno de los mejores del año 2018.

“Luminary” es la primera canción y de partida tiene uno de los mejores riffs del álbum y el cambio a la parte mas tranquila esta perfectamente hecho. El tema es pegajoso y no es largo, tiene un muy buen coro, es para rápidamente engancharte con algo corto pero bueno.

“Orbital” es una canción en donde se ve como la banda busca encontrar un nuevo sonido y experimentar bastante dentro del gran espacio que es el metal progresivo. El tema suena moderno, pero no deja de ser TesseracT y al igual que el tema anterior es corto pero muy bueno.

Con “Beneath My Skin/Mirror Image” volvemos ya los temas largos, en este caso son dos canciones pegadas y clásico de los ingleses crean una gran opera progresiva que hace que se te derritan los oídos, en el buen sentido.

Todo se acaba con “The Arrow”, el tema final del álbum, nuevamente se ve a la banda explorando nuevos sonidos y estilos, esta dura menos de tres minutos, pero no por eso deja de ser efectiva como final de este tremendo trabajo y como buena canción.

TesseracT siempre se reinventa con cada disco, este es recién su cuarto álbum y ya son una banda de renombre dentro de la escena moderna del metal progresivo y con justa razón, desde el primer momento de “Sonder” hasta el último, uno se da cuenta porque la banda está donde está.

Por: Ignacio Bataller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.