The Offspring hace su estreno en los 90 con su segundo disco «Ignition» que se nota es el sucesor de su disco debut, las canciones tienen la misma esencia y estilo lo que en este caso no es malo, la banda no ha desviado su sonido.

En este momento del tiempo bandas como Pearl Jam y Nirvana se están tomando el mundo, The Offspring coloca un disco que dice nosotros también podemos seguir siendo relevantes sin cambiar de género o estilo, eso es «Ignition».

«We Are One» es uno de los temas que marca el estilo del disco, un sonido mejorado y más pulido pero que no se aleja a lo que la banda había hecho anteriormente, la voz de Dexter y la letra de esta canción también hacen una fuerte presencia dentro de este tema.

«Kick Him When He´s Down» es la canción que sigue y acá la velocidad y agresividad aumentan, es el gran grito de guerra de The Offspring, mantienen su esencia y el mensaje que transmiten en sus letras y crean una gran canción que demuestra que pueden mantenerse con las otras bandas contemporáneas de la época.

Más adelante nos encontramos con «L.A.P.D.» es una de mis favoritas por todos los elementos que tiene esta banda juntos, la letra, los riffs, la voz de Dexter y lo pegajosa que es, uno puede crear una canción con un mensaje fuerte y que sea cercana a la radio.

«Forever and a Day» es una de las mejores canciones, cumple su función como cierre del disco porque te deja pidiendo más, cumple con la estampa de The Offspring y tiene uno de los mejores coros, de esos que no puedes dejar de cantar.

Este disco es una solida entrada para esta banda en los 90, tomaron todo lo bueno de su debut y mejoraron en esos elementos, no cambiaron los cimientos pero mejoraron todo el resto y el resultado, es que, esto abrió la puerta a que The Offspring no desapareciera.

Por: Ignacio Bataller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.