Los liderados por Greg Gaffin inicio la revuelta que le devolvió la luz al punk. El disco debut de esta banda «How Could Hell Be Any Worse?» tiene canciones de punk puras y fue tanto el impacto que nadie pudo ignorarlo.
Un disco de 28 canciones pero que se hace corto.

Bad Religion ocupa muy bien estos 28 espacios, saben lo que quieren decir, saben como hacerlo y el resultado es un solido debut para banda de punk de los 80.

Este es el disco que posee el primer gran hit de la banda, «Fuck Armageddon… This is Hell». En este tema tanto los riffs de guitarra como los de bajo son iconicos. Normalmente una banda no toca muchos temas de su disco debut, en especial si ya llevan mucho de carrera, pero Bad Religion aún tiene esta en los setlists de sus giras.

Una particularidad de este album es que tiene 3 canciones que se llaman «Bad Religion», las tres con el mismo sonido pero con diferente letra y con diferente duración. Uno piensa pero para que tener tres canciones casi iguales e vez de tener una sola, el objetivo de las bandas de punk es que escuches su rabia contra algo y le pongas atención a su mensaje, lo que Bad Religion hace acá es darte un mensaje claro en tres partes, teniendo una mejor atención y un mejor impacto.

La habilidad de Greg Gaffin para predicar en sus canciones y decirte algo de manera clara y directa es increíble. Este atributo brilla más en la canción «World War III», es el tema más corto del disco, con tan solo 55 segundos de duración pero es suficiente como para golpearte en la cara con un sonido aplastante y un mensaje claro.

Para ser un debut en una época donde el punk estaba casi muerto es increíble. Bad Religion de manera inmediata se gana el ojo del mundo y eso incluye la prensa de música mainstream y es ahí donde se abre la puerta de la segunda ola del punk.

Por: Ignacio Bataller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.