“Lotus” es el nombre del cuarto disco del supergrupo Soen y es por lejos el mejor armado, ya sea en términos musicales o de producción, la banda logra encontrar su propio sonido.

Las canciones dentro de este álbum son por separado obras épicas, están armadas de la misma manera, pero cada una tiene protagonismo dentro del disco y el grupo hace un buen trabajo en todas ellas.

“Opponent” es el tema que abre el disco y desde el primer segundo la banda suena con toda su fuerza y potencia, la voz de Joel Ekelöf suena espectacular en el tema y los riffs de guitarra suenan más épicos aún.

“Martyrs” es el tema que mejor ejemplifica el nivel musical al cual puede llegar Soen, parten con potencia y luego pasan a un coro gigante, es una de mis favoritas del disco, ya que, es uno de los puntos altos que posee.

En un tema como “Covenant”, Soen aun muestra claramente una de sus mayores influencias y esa es Tool, acá toman un sonido familiar y lo llevan para su lado, es una canción de Tool que pasa por el colador de Soen, en el buen sentido, suena espectacular.

“River” es la gran balda del disco, al inicio es una guitarra acústica junto a Joel Ekelöf y luego entra el resto de la banda y el resultado es otro de los puntos altos del álbum y que no tiene tanta fuerza o potencia como los otros temas, pero aun así encaja.

Soen logra un trabajo sólido, una banda que deja la vara alta dentro del termino supergrupo y de lo que uno puede llegar hacer. Las canciones son todas diferentes, pero al escuchar el álbum completo uno se da cuenta que encajan perfecto en el mismo disco.

Por: Ignacio Bataller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.