“Odyssey” es el primer disco en vivo de los ingleses que fue lanzado el año 2015 y se divide en dos partes “Odyssey” y “Sacala”, recordemos que  una de las particularidades de  la banda es que les gusta bastante experimentar sonidos nuevos y esto les permitió lograr un sonido espectacular en vivo. el nivel de producción de este álbum es excelente, se siente  casi como si fuera una sesión en vivo sin público. TesseracT logra crear un ambiente y que se  mantiene durante todo este concierto.

La primera canción que tocan es “Singularity” y desde el momento en que empiezan a sonar te teletransportas al concierto. El sonido es claro y muy potente, logran capturar la fuerza de la versión de estudio y fue buena elección para abrir el show.

La presentación de “The Impossible” es una de las mejores de este disco, la banda mantiene el nivel del sonido, el mismo modo  la sensación de que es la versión en estudio , pero por estar en vivo se siente con más brutalidad lo que le queda excelente a esta canción.

“Origin” es también una de las que mejor les sale, mantienen el mismo ambiente y se nota que se saben la canción perfectamente, el bajo brilla y los riffs de guitarra agarran potencia al estar en vivo, todas las versiones en vivo de estos temas son en general un poco mejor que las de estudio y las versiones de estudio ya son buenas.

La idea de un disco en vivo es de entregarte una mejor versión de las canciones que en la versión de estudio, porque la música se hizo para ser apreciada en vivo, este álbum no solo eso, sino que también te transporta al concierto y te hace escucharlo en orden y completo.

TesseracT necesitaba de un disco en vivo para que la gente se diera cuenta de porque se han vuelto tan conocidos en poco tiempo. Logran capturar la esencia de las versiones de estudio y llevarlo a un ambiente en vivo.

Por: Ignacio Bataller

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.