COLUMNA | The Cult: 30 años del templo sónico 

Este año se celebran 30 años del álbum “Sonic Temple” por ello es que se ha lanzado una reedición del disco en vinilo y cd, además del boxset. La banda actualmente está de gira por Europa, acompañados de la nueva agrupación, Damon Fox, Grant Fitzpatrick y John Tempesta. En cuanto a Latinoamérica aún no se tiene claro si pasaran por estos lados, así como lo hicieron  el año 2017 donde se corearon los éxitos de este disco. Y debido a la popularidad que ganó es que en RALV te contamos algo más de este tremendo álbum.

Durante sus inicios incursionaron en  estilos como el punk, gótico y experimental, los que fueron acompañados de creaciones que distinguieron  a la banda. Su álbum debut fue“Dreamtime (1984)  luego en un corto tiempo consiguieron sus primeros éxitos en “Love” (1985) los que fueron acompañados por grandes audiencias en sus shows.

Tras el éxito del disco y la gira de “Electric” en 1987, donde compartieron con Metallica, viajaron a Los Ángeles para contratar los servicios del productor canadiense Bob Rock que era muy conocido en el medio por haber  trabajado con varias bandas de la época.Él fue el encargado de llevarlos a Canadá, específicamente a Vancouver, al Little Mountain Sound Studios para grabar “Sonic Temple”.

En este proyecto, el trío continúa con el hard rock del disco anterior, pero utilizan temas más largos, nuevas temáticas, además,  recopilaron sus diferentes etapas y así crearon el conjuro que siempre los ha ha caracterizado.

Este  fue el cuarto disco de la banda y contó con el debut del baterista de estudio, Mickey Curry y  con la despedida del bajista Jamie Stewart , esto porque quería llevar una vida más tranquila, sin excesos, ni rock and roll.

El disco tiene una portada que es considerada como legendaria  dentro de la historia del rock, en ella se muestra a Billy Duffy, guitarrista, con sus piernas abiertas, brazo en alto junto a la clásica Gibson Les Paul, y en el fondo se distingue a su vocalista, Ian Astbury.  Esa imagen se volvió la icónica postal para la banda, convirtiéndose en la imagen oficial The Cult.

En lo que se refiere a lo musical posee temas que siguen siendo coreados hasta la hoy, y que nunca han sido sacados de su setlist. En este sentido, es que  Fire Woman”, “Edie (Ciao Baby)” o “Sweet Soul Sister”, que contó con la colaboración de Iggy Pop en “New York City”, son algunos de los temas que poseen más  fuerza, originalidad y una gran dosis de rock.

En cuanto a la lírica, se enfoca en hablar de la mujer  en “Fire Woman” y Edie (Ciao Baby), este último es inspirado en Edie Sedgwick, musa de Andy Warhol y que consagró definitivamente a de The Cult como una de las bandas importante del hard rock mundial. A parte de ser destacado, el tema sale del ritmo utilizado en el disco, debido a la orquesta y delicadeza que se presenta en las melodías.

Además de estos temas, la entrega y potencial se exploran en Automatic Blues y Soldier Blue, los que  abren al cierre con Wake Up Time for Freedom, un tema muy pegajoso. En la versión en CD posee como material extra la bluesera Medicine Train, un tema que da el cierre y expresa como la banda utilizó diferentes recursos para explotar su mayor potencial.

Finalmente el disco fue un éxito, llegando a posicionarse en el número 10 del Billboard 200, y recibió disco de platino en 1993. Y sin duda, fue un reconocimiento que perdura con el tiempo. Es un álbum que no envejece, al contrario, se siente fresco y se adapta a los diferentes sucesos.

Sonic Temple es la mezcla de diferentes etapas, experiencias, shows, que formaron disco que se expresa la colección de los años, además de una especie de despedida por parte de Jamie Stewart.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *