El pasado domingo fuimos testigos de la presencia de una leyenda en el escenario, hablamos del guitarrista oficial de la banda Misfits  quien llegó a nuestro país para darnos una demostración de su increíble trayectoría musical.

Doyle Wolfgang von Frankenstein arribó junto con el resto de los miembros Alex Wolfman Story, Brandon Strate y Wade Murff cargados de energía y con la determinada intención de llenar a su público de adrenalina pura. Acompañados de los nacionales Dominio y su heavy metal pusieron a todo el recinto de cabeza, sin duda fue  una noche magnífica e irrepetible.

 

A tempranas horas de la tarde, más o menos a las 16:15 horas se abrieron las puertas del recinto para dar la bienvenida a la fila de fanáticos que ya esperaban ansiosamente a que comenzara el espectáculo aunque honestamente nadie estaba realmente preparado para lo que se venía próximamente. Puntualmente a las 16:30 horas comenzaba Dominio brindándonos un gran show comenzando con el tema “Cenizas”, la fanaticada los recibió de forma muy calurosa y con los puños en alto, se notaba que el público estaba ansioso de que comenzara la acción así “Voces que atormentan” y “Ejecución del tiempo” dieron continuación a la velada, el sonido de la banda era espectacular y realmente se disfrutaba con el retumbar del bombo, la melodía marcada del bajo y los riffs de guitarra además hay que mencionar que la voz no se quedaba atrás. A pesar del tamaño del recinto y la acústica un poco saturada que aquello provoca la banda consiguió entregar un excelente sonido, el público escuchaba expectante y algunos movían la cabeza al son de la música. Al final de cada tema animaban a los músicos con aplausos, silbidos y ovaciones antes de que siguieran con la próxima canción, el grupo se mostró bastante cercano al público y agradecían constantemente por el apoyo recibido. Al último “No te atrapes” y “Bestia Nocturna” daban por finalizada su presentación, se despidieron entre cálidos aplausos y dejaron el escenario libre para que lo preparasen para la siguiente banda.

Foto por Francisco Rocco
Foto por Francisco Rocco

 

Cerca de una media hora después llegaba el turno de Doyle, todos estaban ansiosos escudriñando los extremos del escenario para ver si ya se acercaba algún miembro de la banda para subir a tocar. Primero se posicionaron la batería y el bajo en escena para dar unos últimos ajustes a sus instrumentos y luego al fin se unieron voz y guitarra, apenas y se ubicaron sobre el escenario comenzaron inmediatamente con los primeros temas como “Abominator”, “Beast like me” y “Headhunter”. Todos los fans comenzaron a moverse junto con la música y a arremeter hacia adelante para acercarse al escenario y así lograr estar más cerca de los músicos quienes también se acercaban al público con movimientos llenos de furia, potencia y vigor mientras tocaban su respectivo instrumento. Era sorprendente escucharlos y verlos en acción sobre el escenario, “Virgin sacrifice”, “Kiss me as we die”, “Darks gods rise” y “We belong dead” continuaron sonando y todos levantaban los puños en alto y movían sus cabezas frenéticamente. La locura se agravó cuando comenzaron a tirar uñetas hacia el público quienes se lanzaban desesperadamente para conseguir alguna, tiraron bastantes así que muchos se fueron con un gran recuerdo a casa. 

Foto por Francisco Rocco
Foto por Francisco Rocco

 

Todo el recinto estaba “patas arriba” y no es exageración decir que hasta el vocalista lo estaba, puesto que, en algún momento del espectáculo un fornido y alocado Alex se sostuvo de una de las vigas de la estructura ubicada arriba del escenario y se elevó a sí mismo con tremenda facilidad colgándose de cabeza a unos centímetros de frente al público, cogió el micrófono y cantó un par de frases en esa posición para luego bajar y unirse al resto de la banda de nuevo, luego nos deslumbraron con un solo de batería y más éxitos como “Darkside”, “Mark of the beast”, Drawing down the moon” y “Show no mercy”. Por otro lado no es ningún secreto que la presencia de todos los integrantes en especial la de Doyle es bastante sorprendente e imponente así que verlos ahí en movimiento mientras tocaban con ese ímpetu característico de su estilo daba un ambiente aún más rudo, enérgico y un tanto escalofriante. Para finalizar, “Hope hell is warm” cerraba el telón de esa noche dejando a todos impregnados de adrenalina y furor, sin duda fué una presentación increíble y emocionante.

Foto por Francisco Rocco

Seguro que a muchos les hubiera gustado que el show continuara por mucho más puesto que además finalizó a tempranas horas de la noche pero lamentablemente por itinerario y un próximo meet and greet no había posibilidades de ello sin embargo no hay nada que reprochar ante el grán espectáculo que se ha experimentado el dia de hoy.

Agradecemos profundamente a nuestros amigos de FanLab y Spider Prod por hacer posibles estas experiencias, estaremos ansiosos hasta la próxima.

Foto por Francisco Rocco

 

 

Nota por Marle Sanchez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.